Concurso Mercantil: Beneficios del derecho concursal para evitar la quiebra



Cuando las empresas establecidas en México se encuentran en una situación económica que no les permite mantenerse al corriente de sus adeudos, el concurso mercantil es un excelente recurso legal para lograr entablar negociaciones con sus acreedores, lo que permite a dichas empresas seguir operando y que esta no se vea en la necesidad de liquidarse.

En el mundo de los negocios, algunas empresas funcionan y otras no. Durante su vida económica, las empresas siempre están sujetas a diversos factores que las afectan, tales como: circunstancias propias de los mercados internos y externos, competencia, modelo deficiente de negocio, falta de financiamiento, crisis económica, administración, recursos humanos, entre otros. Como consecuencia, las empresas podrían alcanzar tal deterioro económico-financiero que derive en problemas de insolvencia o falta de liquidez.

El derecho de la insolvencia o derecho concursal, resuelve la problemática jurídica de un deudor que no es capaz de cumplir con sus obligaciones de pago, derivado de que existe un desequilibrio entre su activo líquido disponible y su pasivo exigible.

El estado de insolvencia puede ser temporal o definitivo, pudiendo ser varias las interrogantes que se plantean: ¿es una situación reversible?, ¿cómo se soluciona?, ¿qué medidas puedo tomar?, en su caso, ¿cómo liquidar todos los activos de la persona que cae en un estado de insolvencia?, ¿quién cobra antes?, y en muchos casos, ¿quién cobra?

El derecho concursal busca resolver todas estas interrogantes, en virtud de que brinda la oportunidad a un comerciante (persona física o moral) de solucionar el estado de insolvencia y hacer frente a sus obligaciones.

Los empresarios, los asesores, los abogados, y los propios funcionarios del Poder Judicial Federal, no conocen la importancia y los beneficios que tiene para una persona física o moral, someterse a un procedimiento concursal.

¿Cuáles son los beneficios del concurso mercantil?

Tomando en cuenta que el objetivo principal del derecho concursal, es la viabilidad de las empresas, es importante tomar en cuenta que entre los principales beneficios que tiene están los siguientes:

  • El comerciante sigue al frente de la empresa.
  • Se suspenden las obligaciones de pago contraídas por la empresa, salvo las que sean indispensables para la operación de la empresa.
  • Queda suspendido cualquier embargo u órdenes de ejecución en contra de la empresa.
  • El capital y accesorios de los créditos sin garantía real, dejan de causar intereses.
  • En caso de firmar un convenio concursal, se puede solicitar la condonación de los adeudos fiscales ante las autoridades fiscales.
  • Para los acreedores existen diversas disposiciones fiscales que regulan el tratamiento que se dará a los créditos incobrables, cuando un comerciante es sometido a un concurso mercantil.

¿Qué es el derecho concursal?

En México, se ve al concurso mercantil como sinónimo de quiebra, de fracaso, y no es así, el procedimiento regulado por la Ley de Concursos Mercantiles, tiene como base fundamental la conservación de las empresas, y evitar que el incumplimiento generalizado de sus obligaciones de pago, ponga en riesgo su viabilidad, y la de los terceros con quienes mantienen relaciones de negocios.

El derecho concursal, resuelve la problemática de un deudor que enfrentan problemas económicos (de insolvencia o falta de liquidez), y los resuelve, a través de la reestructuración de la empresa y de sus deudas, mediante la firma de un convenio (etapa de conciliación), y solo en caso de que sea inevitable la salida del mercado de la empresa, entonces busca que se dé el cierre ordenado del negocio (etapa de quiebra).

La insolvencia o la falta de liquidez, son de los problemas más complejos de una sociedad, los cuales, no sólo atañen al deudor y sus acreedores, sino que es algo que concierne a toda la colectividad, incluyendo al Estado, por lo que el procedimiento establecido en nuestra Ley Concursal, constituye un régimen jurídico extraordinario, que regula una situación extraordinaria.

De igual forma es importante comentar que el concurso mercantil, es un procedimiento judicial distinto del procedimiento de liquidación de una sociedad, en donde el primero tiene como fin la conservación de la empresa, a través de la reestructuración de las relaciones comerciales, y el segundo tiene como fin cerrar la empresa, para lo cual primeramente se requiere que se disuelva la sociedad para poder finiquitar por completo las relaciones comerciales.

Conclusiones

Los estudiosos de esta materia, buscamos que el derecho concursal no sea visto como la última opción que utilicen los empresarios y los propios asesores de las empresas, sino que sea visto como el instrumento jurídico que resuelve la problemática jurídica de un deudor que no es capaz de cumplir con sus obligaciones de pago, porque se encuentra en una situación de insolvencia y falta de liquidez.
 
 

Deja un comentario

Suscríbete a ContadorMx

Recibe de forma gratuita las novedades fiscales, contables y de seguridad social más importantes en México.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Suscríbete a ContadorMx

Recibe de forma gratuita las novedades fiscales, contables y de seguridad social más importantes en México.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Suscríbete a ContadorMx

Recibe de forma gratuita las novedades fiscales, contables y de seguridad social más importantes en México.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Comparte con un amigo