Proceso del Juicio Laboral en Mexico “Es preferible un mal arreglo, que un buen pleito”

juicio laboralUn juicio laboral puede resultar algo muy delicado para los afectados ya que por falta de información no acceden a demandar lo que por derecho les corresponde ya sea por un despido injustificado y deseen recuperar su puesto laboral o exigir el pago de su indemnización conforme a ley. La siguiente información es un extracto de excelente articulo elaborado por miembros del colegio de contadores públicos de Guadalajara el cual explica en su totalidad el proceso de un juicio laboral, pero solo pusimos el proceso las dos primeras etapas la cual seria la conciliación entre patrón y empleado la cual es la mas común y la siguiente seria el proceso para exponer una demanda.

En el ámbito laboral en México, es frecuente que existan desacuerdos entre los empleados y el patrón, principalmente cuando la relación de trabajo termina por diversas causas. La Ley Federal del Trabajo (LFT) contempla el procedimiento que debe llevarse a cabo cuando se presentan estos desacuerdos, el cual analizaremos en el desarrollo del presente artículo.

El juicio laboral inicia con la presentación de la demanda al patrón, por parte del trabajador, la cual es analizada por la Junta de Conciliación y Arbitraje (Junta) competente, a efecto de detectar alguna deficiencia o contradicción en ella. Si la Junta detecta deficiencias en la demanda o el reclamo de prestaciones contradictorias, manda prevenir al trabajador para que las aclare (art. 873 LFT), y hecho lo anterior, señalará fecha y hora para que tengan verificativo las audiencias referentes a:

Calculadora de Regalo: Descargar, sirve para calcular fácilmente el ISR, IMSS e Infonavit de 2020 desde una sencilla Hoja en Excel, es completamente GRATIS!

 

CONCILIACIÓN ENTRE EL PATRON Y EL EMPLEADO
Esta fecha deberá notificársele a las partes por lo menos con diez días de anticipación. Llegada la fecha de la audiencia, se procede a su desahogo en los términos siguientes (art. 876 LFT):

  • 1. Las partes comparecerán personalmente a la Junta, sin abogados patronos, asesores o apoderados;
  • 2. La Junta intervendrá para la celebración de pláticas entre las partes y exhortará a las mismas para que procuren llegar a un arreglo conciliatorio;
  • 3. Si las partes llegaren a un acuerdo, se dará por terminado el conflicto. El convenio respectivo, aprobado por la Junta, producirá todos los efectos jurídicos inherentes a un laudo;
  • 4. Las partes de común acuerdo, podrán solicitar se suspenda la audiencia con objeto de conciliarse; y la Junta, por una sola vez, la suspenderá y fijará su reanudación dentro de los ocho días siguientes, quedando notificadas las partes de la nueva fecha con los apercibimientos de Ley;
  • 5. Si las partes no llegan a un acuerdo, se les tendrá por inconformes, pasando a la etapa de demanda y excepciones;
  • 6. Y si las partes no concurren a la conciliación, se les tendrá por inconformes con todo arreglo y deberán presentarse personalmente a la etapa de demanda y excepciones.

DEMANDA Y EXCEPCIONES
Se desarrollará conforme a las normas siguientes (art. 878 LFT):

  • 1. El Presidente de la Junta hará una exhortación a las partes y si éstas persistieren en su actitud, dará la palabra al actor para la exposición de su demanda;
  • 2. El actor expondrá su demanda, ratificándola o modificándola, precisando los puntos petitorios. Si el promovente, siempre que se trate del trabajador, no cumpliere los requisitos omitidos o no subsanare las irregularidades que se le hayan indicado en el planteamiento de las adiciones a la demanda, la Junta lo prevendrá para que lo haga en ese momento;
  • 3. Expuesta la demanda por el actor, el demandado procederá en su caso, a dar contestación a la demanda oralmente o por escrito. En este último caso estará obligado a entregar copia simple al actor de su contestación; si no lo hace, la Junta la expedirá a costa del demandado;
  • 4. En su contestación opondrá el demandado sus excepciones y defensas, debiendo de referirse a todos y cada uno de los hechos aducidos en la demanda, afirmándolos o negándolos, y expresando los que ignore cuando no sean propios, pudiendo agregar las explicaciones que estime convenientes. El silencio y las evasivas harán que se tengan por admitidos aquéllos sobre los que no se suscite controversia, y no podrá admitirse prueba en contrario;
  • 5. La excepción de incompetencia no exime al demandado de contestar la demanda en la misma audiencia y si no lo hiciere y la Junta se declara competente, se tendrá por confesada la demanda;
  • 6. Las partes podrán, por una sola vez, replicar y contra-replicar brevemente, asentándose en actas sus alegaciones si lo solicitaren;
  • 7. Si el demandado reconviene al actor, éste procederá a contestar de inmediato, o bien, a solicitud del mismo, la Junta acordará la suspensión de la audiencia, señalando para su continuación una fecha dentro de los cinco días siguientes; y
  • 8. Al concluir el período de demanda y excepciones, se pasará inmediatamente al de ofrecimiento y admisión de pruebas. Si las partes están de acuerdo con los hechos y la controversia queda reducida a un punto de derecho, se declarará cerrada la instrucción.

Como puede apreciarse al tenor de las numerosas etapas anteriormente descritas, los juicios laborales implican la inversión de mucho tiempo, dinero y esfuerzo por parte de los involucrados, por lo que siempre será conveniente considerar la posibilidad de llegar a acuerdos inmediatos, tratando de que sean, si no favorables, cuando menos, razonables para ambas partes, pues como se dice coloquialmente, “es preferible un mal arreglo, que un buen pleito”.

No hay que olvidar que está pendiente una reforma en materia laboral y que por intereses de índole político no ha progresado. Habría que señalarles a nuestros diputados que aquí tienen materia para realizar un análisis profundo que nos lleve a tener justicia pronta y expedita, ello sin dejar de lado la posible conveniencia de que el proceso sea a través de juicios orales.

Autor: CPC Carlos Fabián Carrillo Ríos
Con el apoyo del Lic. Gabriel Martin del Campo Serratos
Secretario General de la 11va Junta de Conciliación y Arbitraje del Estado de Jalisco

Fuente: CCPG

Image: FreeDigitalPhotos.net

Deja un comentario

Suscríbete a ContadorMx

Recibe de forma gratuita las novedades fiscales, contables y de seguridad social más importantes en México.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Suscríbete a ContadorMx

Recibe de forma gratuita las novedades fiscales, contables y de seguridad social más importantes en México.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Suscríbete a ContadorMx

Recibe de forma gratuita las novedades fiscales, contables y de seguridad social más importantes en México.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Comparte con un amigo